Neumonía enzoótica (causada por Mycoplasma hyopneumoniae)

¿Qué es?

Las afecciones respiratorias constituyen un problema sanitario muy importante11 para la producción porcina, afectando al estado sanitario de las piaras y llegando a ocasionar notables pérdidas económicas al sector porcino4.

M. hyopneumoniae es una bacteria puede actuar en solitario provocando tos crónica, pero en concomitancia con otros virus y bacterias representa uno de los microorganismos más problemáticos para la industria porcina1.

     Está relacionado con la neumonía enzoótica (NE) y además se considera que juega un papel clave en el complejo respiratorio porcino (CRP 1).

    M. hyopneumoniae potencia la gravedad y duración de la neumonía vírica (PRSSV2 y PCV23).

     Predispone al desarrollo de infecciones bacterianas secundarias como las ocasionadas por A. pleuropneumoniae4 y P. multocida5.

 Síntomas de neumonía enzoótica

La tos es el signo clínico más frecuente de la neumonía enzoótica (NE). Aparece normalmente al cabo de una o dos semanas de la infección.

Algunos cerdos con infección subclínica no presentan signos clínicos

Solo en la necropsia o en el matadero se revelan lesiones macroscópicas en forma de zonas de pulmón consolidado de color violáceo o grisáceo.

Empeora el rendimiento de los animales debido a la reducción de la eficiencia6 en la alimentación.

Incrementa la mortalidad y los costes derivados de tratamientos6

M. hyopneumoniae favorece la entrada de patógenos y conlleva otros signos e importantes consecuencias económicas.

Fotografía de pulmones en el examen postmortem que muestran las lesiones distintivas de la neumonía enzoótica

 

¿Cómo se infectan los cerdos?

Mycoplasma hyopneumoniae se transmite de la cerda a los lechones básicamente a través del contacto directo entre los hocicos en la paridera1.
Las cerdas primíparas y las adultas jóvenes tienen más posibilidades de transmitir el micoplasma a los lechones que las cerdas más viejas2.

 


Las cerdas viejas siguen excretando el patógeno pero las reproductoras jóvenes que han parido menos están más expuestas a sufrir los signos clínicos de la NE2.
Los cerdos infectados pueden actuar como portadores de M. hyopneumoniae sin manifestar la enfermedad o bien como portadores sintomáticos11.
Los portadores que manifiestan la enfermedad pueden permanecer infectantes por un período de hasta 200 días11.

 

Impacto en la economía y la productividad

La importancia de la NE en la producción porcina radica en su impacto económico.


Se producen pérdidas directas por el aumento de la mortalidad y el descenso de la ganancia del peso vivo, sumadas a la reducción de la conversión alimentaria1

Las pérdidas oscilan entre 1-6 € por cerdo y llegan a superar los 7 € por cerdo4

Las lesiones pulmonares tienen un impacto negativo en la rentabilidad de la explotaciónLas pérdidas económicas están directamente relacionadas la gravedad de las lesiones7

Empeora el rendimiento de los animales debido a la reducción de
la eficiencia6 en la alimentación

Incrementa la mortalidad y los costes derivados de tratamientos6.


 

La vacunación amortigua el impacto de las pérdidas porque disminuye la excreción del patógeno5,  el contagio3 y las pérdidas económicas6.

Cómo diagnosticar la neumonía enzoótica (NE)

La detección en la piara de signos clínicos propios de la NE debe levantar sospechas y conducir a un diagnóstico provisional. Con todo, la inespecifidad diagnóstica de la tos y el hecho de que los cerdos con infección subclínica no la muestren exige otros métodos complementarios de diagnóstico.1

El diagnóstico de la NE se confirma con el examen postmortem de los pulmones en la necropsia o en el matadero, combinado con un examen histológico si es posible.

En determinados casos puede ser necesaria una de las siguientes pruebas:


• Cultivo y aislamiento del patógeno
• PCR para confirmar la presencia del patógeno en el aparato respiratorio
• ELISA y detección de anticuerpos

Prevención y control de la neumonía enzoótica

El abordaje de las piaras afectadas por la neumonía enzoótica exige normalmente la adopción de varias estrategias, desde la mejora de las condiciones de alojamiento y de manejo hasta la administración de vacunas y antibióticos. Las prácticas de manejo deben ir orientadas a minimizar el riesgo de contagio entre los cerdos y asegurar un entorno óptimo para ellos.

Prácticas de manejo y condiciones de alojamiento en relación con la prevención de la neumonía en las explotaciones6 (adaptado de Maes et al., 2008).

 Prácticas de manejo y condiciones de alojamiento en relación con la prevención de la neumonía en las explotaciones

 

La vacunación es el método más difundido para el control de la neumonía enzoótica en las granjas a día de hoy. El uso de las vacunas contra M. hyopneumoniae reduce el impacto económico de la enfermedad puesto que mejora la ganancia diaria de peso y el índice de conversión y, con frecuencia, la mortalidad. 

Además, con la vacunación se observa una reducción en el tiempo para alcanzar el peso de sacrificio, disminuyen los signos clínicos y las lesiones pulmonares, y descienden los costes de los tratamientos6 (Maes et al. 2008).

El momento de la vacunación es importante para lograr el control óptimo de la neumonía enzoótica. Lo ideal es administrar la vacuna antes de que M. hyopneumoniae alcance su punto de colonización o, por lo menos, antes de que los cerdos queden infectados. Como M. hyopneumoniae puede infectar a los lechones antes de la tercera semana de vida7 (Villarreal et al., 2010) es aconsejable instaurar un programa de vacunación precoz que dote a los lechones de inmunidad protectora para ese momento

 

ESSWIMIS00108

[-] Referencias

1 Sibila M, Pieters M, Molitor T, Maes D, Haesebrouck F, Segalés J. 2009. Current perspectives on the diagnosis and epidemiology of Mycoplasma hyopneumoniae infection. Vet J.181:221-231.

2. Calsamiglia M, Pijoan C. 2000. Colonisation state and colostral immunity to Mycoplasma hyopneumoniae of different parity sows. Vet Rec. 146:530-532.

3 Meyns, T., Dewulf, J., de Kruif, A., Calus, D., Haesebrouck, F., & Maes, D. . Comparison of transmission of Mycoplasma hyopneumoniae in vaccinated and non-vaccinated populations. Vaccine 2006; 24: 7081-7086

4 Burch (2007). Cost of disease – Enzootic Pneumonia, Pig World, February, (http://www.octagon-services.co.uk/articles/EP.htm).

5. Kim D., Kim C.H., Han K. et al. Comparative efficacy of commercial Mycoplasma hyopneumoniae and porcine circo virus 2(PCV2) vaccines in pigs experimentally infected with M. hyopneumoniae and PCV2 Vaccine 2011;na: na

6 Maes D, Segales J, Meyns T, Sibila M, Pieters M, Haesebrouck F. Control of Mycoplasma hyopneumoniae infections in pigs. Vet Microbiol. 2008; 126: 297-309

7 Villarreal I, Vranckx K, Duchateau L, Pasmans F, Haesebrouck F, Jensen JC, Nanjiani IA, Maes D. 2010. Early Mycoplasma hyopneumoniae infections in European suckling pigs in herds with respiratory problems: detection rate and risk factors. Veterinarni Medicina, 55:318-324.

8. Marco et al (2008). Reduction in production costs after an eradication of Mycoplasma hyopneumoniae
with Tylvalosin from a sow farm. Proceedings of the 20th IPVS Congress, Durban, South Africa.


9. Maes et al (2000). Mycoplasma hyopneumoniae: Benefi t to Cost of Vaccination, Proceedings of the 31st Annual Meeting of the American Association of Swine Veterinarians, Indianapolis, Indiana, p. 327-333.


10. Burch (2007). Cost of Disease - Enzootic Pneumonia, “Pig World” February.

11.  Fablet C., Marois C. et al Bacterial pathogens associated with lung lesions in slaughter pigs from 125 herds Research in Veterinary Science 2012; 93: 627-630

13.Pointon A.M., et al. Effect of enzootic pneumonia of pigs on growth performance. Aust Vet J., 62(1) (1985), p. 13-8.

14.Lawhorn B. Swine pneumonia. Texas Agricultural Extension Service Publication (1998),L-5203.

15. ELANCO/Stellamune® Once registration study BIOUS11009.

16. Thorup et al (2004). Predicting piglets at birth with a high risk for mortality. Proceedings of the 18th IPVS Congress, Hamburg,Germany – Volume 2, p. 478.

17.ELANCO/Stellamune® Once registration study 3127R-60-08-593.